Con impulso del Gobierno, avanza el blanqueo a los canales de Telefónica

Posted on April 5, 2013

0



Quince años después de comprar sus canales de televisión, Telefónica conseguirá que por primera vez un Gobierno apruebe esas transferencias, realizadas cuando estaba prohibido comprar canales de TV y pese a que la normativa impedía –y sigue prohibiendo– que las empresas de servicios públicos y españolas tengan licencias de medios audiovisuales.

El acuerdo del Gobierno con Telefónica, la empresa española manejada por César Alierta, sería rubricado entre este mes y el próximo, en una reunión de directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), que encabeza Martín Sabbatella. El directorio se reúne el primer lunes de cada mes, pero por los feriados la próxima reunión se postergó para el lunes 8; aunque fuentes del organismo estimaron que se postergaría la reunión y que el caso Telefónica se podría aprobar en la reunión siguiente.

Cuando Atlántida Comunicaciones estaba formada por Telefónica,Editorial Atlántida y el CEI, le compró a los licenciatarios originales, en 1998, once canales de TV abierta y dos radios por los que pagó US$ 350 millones, entre ellos el Canal 11 de Buenos Aires. En esa época estaban prohibidas las compras de medios audiovisuales y, por eso, nunca fueron aprobadas dichas transferencias.

Telefónica no podía participar en la licitación del Canal 11, en 1989, por ser de capital español; situación distinta a la privatización de la exENTel, donde participó y se alzó con la licenciataria del servicio básico telefónico en la zona Sur.

Pese a ello, el grupo español se las ingenió para que los diferentes gobiernos encontraran atajos burocráticos, que le permitieran seguir usufructuando los medios que compró en 1998, aunque debió resignar su participación en aquellas plazas donde tenía dos canales de TV. Eso ocurrió con Canal 9 de Buenos Aires y con otro en Mar del Plata, de los cuales se tuvo que desprender cuando se separó de sus socios, ante la intervención en 2001 de la Secretaría de Defensa de la Competencia, cuya participación fue a fin de evitar que haya situaciones de monopolio mediante la compra de empresas.

Por entonces, el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) era el único organismo encargado de autorizar las transferencias de licencias en TV. Nunca resolvió la situación, que entre este mes y el próximo aprobaría AFSCA, el continuador del COMFER-.

El 7 de diciembre, el apoderado de Telefe, Fernando Varela, presentó en AFSCA un plan de adecuación a la ley de medios, que soslaya la presencia del capital español y la prestación del servicio público de telefonía –por estar prohibidos por la normativa vigente– centrándose exclusivamente en el límite de cubrir al 35% de la población, que plantea la normativa.

En ese aspecto, propuso un mecanismo creativo para contabilizar la población cubierta por el servicio, mediante la cual se le restarían al total de habitantes los abonados a la TV satelital. Así solo superaría el límite en un 1 %, lo cual solucionaría Telefónica vendiendo los canales 9 de Bahía Blanca y 7 de Neuquén, donde hay menor cantidad de habitantes y cuyas licencias vencen pronto, en 2017.

Pese a los chisporroteos que hay con Telefónica, desde la asunción de La Cámpora en la Secretaría de Comunicaciones y en Ar-Sat, la decisión del Gobierno y de Sabbatella es darles la titularidad de los canales 11 de Buenos Aires13 de Santa Fe5 de Rosario8 de Córdoba8 de Tucumán8 de Mar del Plata y 11 de Salta. Eso significaría que por primera vez Telefónica de España ponga a su nombre estos canales.

Otros dos temas que pronto resolverá AFSCA son los planes de adecuación de los grupos Vila-Manzano y Pierri, que también están siendo analizados por los directores del organismo oficial. Pero esa es otra historia.

Advertisements