Los e-books recaudan el 20% de los ingresos del sector editorial en EEUU

Posted on May 17, 2013

0



Las ventas de libros electrónicos despegan, registrando un significativo incremento del 42% de los libros de ficción y de un 117% en el caso de los juveniles e infantiles, según los últimos datos aportados por la Asociación de Editores Americanos.

Los libros electrónicos comienzan a ser un negocio rentable, al menos en Estados Unidos. Así se deduce del informe anual de BookStats hecho para la Asociación de Editores Americanos (AAP) a través de datos aportados por la propia entidad y por el Grupo de Estudio de la Industria del Libro (BISG). Dicho análisis revela que en 2012 las ventas de libros electrónicos alcanzaron el 20% de la recaudación total del sector editorial del país, lo que implica que la lenta progresión del negocio vivida durante la última década ha comenzado a acelerarse. Y es que hace 10 años el negocio digital sólo suponía el 0,05% de los ingresos. De hecho, no fue hasta 2009, año en el que se iniciaba el camino hacia la transición digital, cuando comenzó a ser significativo, alcanzando un 3,17% de la facturación.

Pero no sólo el área digital goza de buena salud, el sector movió 15.000 millones de dólares, experimentando un crecimiento del 6,9% respecto al año anterior. De dicha cantidad, 3.000 millones de dólares correspondieron a las ventas de libros electrónicos, lo que supone un incremento del 44% respecto a 2011. Un crecimiento que se debe especialmente al aumento de ventas de e-books infantiles o juveniles en más de un 117% y de libros electrónicos de ficción en un 42%. Por su parte, los de no ficción registraron un aumento de las ventas del 22%, al igual que la descarga de audiolibros.

En el caso del formato impreso se observa una situación general de estabilidad, con un leve descenso de las ventas de las ediciones de tapas blandas. Fenómeno que puede deberse al hecho de que este tipo de libros sale a la venta con posterioridad a los ejemplares de tapa dura y electrónica.

Así, tal y como se deduce de los datos del informe, el sector camina hacia el despegue de los libros electrónicos debido a la transformación que está sufriendo la industria de los contenidos y al impulso generado por la rápida expansión de los dispositivos digitales y su creciente utilización para acceder a los contenidos. Y es que, como puntualizaba para el New York Times Dominique Raccah, ex presidenta del Grupo de Estudio de la Industria del Libro y editorial de Sourcebooks, “se está dando una clara migración en el formato” que hace que los lectores “pueden acceder a libros de un montón de maneras diferentes”.