Axel Kiciloff – Su pensamiento

Posted on November 19, 2013

0



Axel Kicillof es una de las figuras centrales del gobierno de Cristina. El economista, formado académicamente como pocos miembros del gabinete, tiene una idea de país que concuerda con el
intervencionismo estatal que plantea el kirchnerismo. Y eso se refleja en la política económica del país.

Sin embargo, una tensa relación atraviesa su gestión: la figura de Guillermo Moreno, el secretario de Comercio. El funcionario, famoso por sus métodos poco ortodoxos a la hora de emplear políticas económicas, no resulta del agrado total de Kicillof. Y viceversa.

“El creyente” es una radiografía, no sólo de su personalidad, sino también de su pensamiento económico. ¿Qué categorías económicas usa Kicillof para analizar la realidad del país? ¿Qué teorías económicas enseña? ¿Es un marxista o un keynesiano? Aquí, el autor del libro, Ezequiel Burgo, nos cuenta de qué se trata esta controversial figura: una mente brillante, contradictoria, y que cuenta con todo el apoyo de la Presidenta de la Nación.

– ¿Por qué es importante comprender la figura de Axel Kicillof?

– Es relevante hablar de Kicillof porque es uno de los economistas más escuchados por la Presidenta y tiene una interpretación de la realidad que ella comparte. Además, en los últimos años ha tenido un rol en la conducción de la política económica ha sido creciente. Todo esto a su vez tiene distintas explicaciones, pero esta sería la respuesta directa.

– En el comienzo del libro reproducís una frase de Cristina Kirchner: “Bueno Hernán (Lorenzino). Seguí con tu trabajo que vamos a hablar de economía con Axel y Guillermo (Moreno)”. Claramente se ve que el actual ministro de Economía, Lorenzino, no tiene peso en sus funciones. ¿Quiénes manejan la economía del país? ¿Qué rol cumple Kicillof, y cómo se maneja con Cristina?

– Lorenzino era secretario de finanzas antes de ser ministro de Economía. Era un hombre de confianza de Boudou, cuando era ministro. Y fue designado cuando el actual vice dejó su cargo en esa cartera, antes de que aparecieran las denuncias sobre sospechas por el caso Ciccone. Lorenzino era como una suerte de continuación de la línea Boudou. Y Kicillof fue elegido en ese cargo como una señal contundente de apoyo a una camada de jóvenes líderes con los que la Presidenta tiene empatía. Aunque no es un hombre de La Cámpora, sí es un hombre muy cercano a Mariano Recalde, de hecho son amigos. Y nombrándolo a Kicillof, la Presidenta le dio un apoyo de hecho a La Cámpora.

– ¿Cuán formado está?

– Muy formado. Kicillof es una persona muy inteligente. Sabe mucho de economía y tiene una visión particular sobre lo que debe ser la política económica de un país

– Justamente, dentro de las teorías económicas (neoclásicos, heterodoxos, marxistas…), ¿dónde se ubica Axel Kicillof? En el libro contás cómo en sus clases enseña economía con categorías marxistas. Pero también tiene elementos keynesianos. ¿Podrías explicarnos qué características tiene su pensamiento económico? ¿Es un mix?

Kicillof: funcionario estrella (DyN)Kicillof: funcionario estrella (DyN)

– Kicillof es un marxista, en el sentido de que las categorías que usa para hacer análisis económicos son de cuño marxista. Y lo que hay que entender que esto no es ni bueno ni malo: son herramientas para analizar la economía. Cuando alguien dice que Kicillof es marxista eso no es ni bueno ni malo, es una descripción. Yo me hago cargo de decir que es marxista: él estudió rigurosamente la obra de Marx, la conoce y la enseña. Y en ese sentido es muy riguroso.

– Y esa formación, ¿se traduce en políticas de Estado que ha tomado el Gobierno?

– No, yo creo que esa es la gran contradicción de él. Porque el kirchnerismo no está haciendo marxismo. Es más, no tiene nada que ver con el marxismo.

– ¿Entonces Kicillof sería más un keynesiano?

– Sí, y él lo dice y se jacta de eso. El otro día en el Congreso dijo que este año la tasa de crecimiento del gasto público tenía que disminuir. Ahí claramente tenés una acción que responde más al keynesianismo. Si este año, como sostienen ellos, la economía va a crecer, es lógico que encuadre en algo más keynesiano. Como decía Keynes, en épocas de abundancia, la demanda por parte del Estado disminuye.

– ¿Qué implicó “el desembarco” de Kicillof en el ministerio de Economía? ¿Qué cosas cambiaron?

– Él representa una de las etapas de más audacia económica del kirchnerismo, y en relación a otras gestiones económicas anteriores, al menos desde Roberto Lavagna hasta la fecha, representa la gestión de política económica más sofisticada, comparándola con la del secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

– ¿Por qué? ¿Qué los diferencia?

– Moreno tiene métodos más primitivos. Kicillof tiene una visión más sofisticada, como por ejemplo con el Indec. Él no cree que lo del Indec esté bien.

“El más formado de los funcionarios del gabinete”, dice Burgo (DyN)”El más formado de los funcionarios del gabinete”, dice Burgo (DyN)

– ¿Y por qué creés que Kicillof sigue en un Gobierno que interviene el Indec?

– Es una buena pregunta para Kicillof: debería preguntarse por qué se mantiene en un Gobierno que sigue sosteniendo lo del Indec y que él ha sido crítico en su momento. Hay dos explicaciones: o lo hace porque cree que puede dar la batalla interna, o lo hace porque a pesar de eso él quiere permanecer adentro de un Gobierno en una estructura de poder. No hay más explicaciones que esas dos, no se entiende por qué, si no, permanece en un Gobierno que mantiene una política que criticó durante mucho tiempo.

– El rol de Kicillof fue fundamental en las estatizaciones de Aerolíneas e YPF. ¿Creés que hará un buen o un mal manejo de la empresa petrolera? ¿Por qué?

– Kicillof está aprendiendo, se está formando. También está
aprendiendo del mercado eléctrico, así que todavía no es una persona experta en la mayoría de los temas que está gestionando y
administrando. Así que va a haber que esperar. Es el más formado académicamente, no sé quién sabe más o quién sabe menos de economía, pero seguro está más formado.

– ¿Cómo es en cuanto a personalidad? ¿Cómo influye su personalidad en su trabajo y relación con la Presidenta?

La Presidenta tiene confianza en Kicillof. Como te dije, comparte la visión de la economía que tiene. Eso es relevante porque es el primer economista, después de Néstor Kirchner (que fue el hombre fuerte de la economía argentina al menos desde que se fue Lavagna), en el que la Presidenta confía verdaderamente en temas de cuestiones económicas. En ese sentido, hay motivos por los cuales pensar que su relación, hoy, encuentra lugares como para que siga prosperando en un futuro. Pero hay desequilibrios económicos que siguen creciendo, y que tarde o temprano van a necesitar una mirada económica como para resolverlos. Por eso va a ser importante la figura de él, si es que tiene lugar para seguir creciendo.

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno (DyN)El secretario de Comercio, Guillermo Moreno (DyN)

– En el libro hablás de su conviencia con Guillermo Moreno. ¿Cómo se Moreno con Kicillof?

– No tienen una relación fluida. Moreno ha sido renuente a trabajar con gente cercana a Kicillof, como el caso de Iván Heyn. A pesar de que estuvieron apenas juntos, hubo rispideces. En el caso de Paula Español, que hoy es gerenta de finanzas de Cammesa y es cercana a Kicillof, y Moreno no le ofrece mucha simpatía. No confía en las ideas de Kicillof y en el desempeño de estos chicos, que los ve con poca experiencia en la política y la gestión de negocios y otras cuestiones económicas. Los ve como gente que viene más de la labor académica y que no conocen el paño.

-¿Y Kicillof con Moreno?

– Él y su gente son críticos de las intervenciones de Moreno en el sentido de que no tienen argumentos económicos de ningún tipo. Ellos, como hombres formados, tienen una idea económica, que uno puede compartir o no, y la política de Moreno no se encuadra en ninguna idea económica.

– Pero Kicillof sí está de acuerdo con los controles de precio, por ejemplo.

– Sí, pero no está de acuerdo como los lleva Moreno, y mucho menos con la intervención en el Indec. Hay gente que trabajó con Moreno, que hoy está con Kicillof, producto de que no se llevaba bien con estas personas, como el caso de Paula Español. Te diría que la relación que tienen no pone palos en la rueda del gabinete, pero digamos que impide una coordinación eficiente en las políticas económicas.

– O sea que entre los métodos de Moreno y la formación académica de Kicillof, tenemos los pilares de la economía de la presidencia de Cristina.

– Son los dos pilares de la conducción de la política económica argentina. Cualquier decisión se dirime más arriba, desde la Casa Rosada. Arriba de ellos está la Presidenta.

– O sea, lo mismo que pasaba en la época de Kirchner, hoy pasa con la mediación de estas dos figuras.

– Exacto, lo mismo. Pero Kicillof es alguien que tiene una visión de la economía donde el Estado tiene que tener una intervención planificadora, él cree en eso. Y es consecuente con esa idea: eso no lo cambió nunca.

Posted in: News-Trend